Presentación (el comienzo del comienzo)

Desde hace algún tiempo, he venido pensando en el comienzo de esta bitácora, que no sólo será de escuchas realizadas, sino también de recuerdos de emisoras desaparecidas y que sólo quedan grabaciones en nuestras mentes y corazones.

Soy de la generación que nació de aquella generación que nació con radio. Un hijo de padres viejos, herederos de mil radios y mil libros en casa. Y en dónde los teníamos hasta en el baño, literalmente hablando.

Me crié al lado de mi papá, gran auditor de radios AM, fanático del Tango, de las noticias y seguidor de múltiples programas ya desaparecidos.  Y yo, ahí pequeño, a su lado poniendo oreja de las voces que salía de una cajita negra de marca Toshiba o de aquella que se compró a mitad de los 80’s, su bien querida National con casetera, ambas debajo del parrón del patio o de ésa caja rectangular y un poco más grande con varios botones, ubicada en la sala de estar (Nota al margen: “living” le decimos, jaja) y que encendía mi mamá cada cierto tiempo.

Ambas me generaron curiosidad, y una tarde de Domingo de los ochentas, en las cuales las horas parecían interminables, en que estaba solo con una tía sureña. Encendí el aparato que estaba en la sala y tantaaaan… una voz en español me saludaba desde Pekín, giré el dial… otra desde Argentina, después el Vaticano, Cuba, Unión Soviética, Francia, Gran Bretaña, Ecuador, etc.  Ya se imaginarán a que emisoras me refiero y se imaginarán el susto que le pegue a mi tía y a mis padres al escuchar esas ondas hertzianas tan lejanas.

Así comencé mi vuelta al mundo, a un lado de un globo terráqueo que me regalaron en mi quinto cumpleaños, un atlas que usaba para la escuela, varios diccionarios y enciclopedias junto a aquel aparato regalado por mi padre –aquel Philips AMBIO 4 que estaba en la sala y que es mío hasta hoy- cuando se compró una radio nueva y… una Biblia, por si me encontraba alguna de aquellas emisoras religiosas que plagaban la onda corta en español en aquellos años: HCJB, Family Radio, la Adventist World Radio, Transmundial, EWTN, Vaticano, La Radio Esperanza de Temuco y varias que se me van de los recuerdos. Y así llegué a los años 90’s y más, con idas y venidas y con varias anécdotas que iré contando por estos pagos.

 

Saludos y 73 !

Anuncios